El problema de nunca acabar

El problema de nunca acabar

Cuando hay dos partes en conflicto y ninguna de las dos quiere ceder, definitivamente el problema no tendrá solución, y eso es precisamente lo que se vive hoy en día con la disputa que hay entre España y Cataluña por la separación de esta última.

Ojala este problema tuviera solución profesional, como es el caso de la inseguridad en Cataluña, la cual se resuelve con la ayuda de cerrajeros gracia profesionales, los cuales vienen rápidamente en ayuda de sus clientes.

Los cerrajeros de Cataluña brindan a sus clientes un servicio muy efectivo, gracia al cual se puede tener tranquilidad en relación a los robos, ya que se está preparado para ello, pero ante una situación política como la que se vive en esta comunidad ahora, es muy difícil tener paz.

Intereses de por medio

Evidentemente cada parte tiene intereses muy fuertes como para no desistir en su lucha, y es que si nos ponemos de parte de cada una, entonces veríamos que cada una de ellas tiene razón, por lo que conseguir una solución en donde las ambas partes sean ganadoras es muy difícil.

Una de las razones por la que Cataluña quiere ser una nación independiente es porque de esta forma podría utilizar sus recursos en beneficios para sus habitantes, y es que según los independentistas, España se beneficia de Cataluña y no le devuelve lo suficiente.

España por su parte no va a dejar que se le quite parte de su territorio, y es la constitución los respalda, como también respeta la voluntad popular de los catalanes de ser una nación libre, en fin, es un conflicto de intereses que se ha convertido en una maraña difícil.

Según los internacionalistas, Cataluña tiene mucho que perder de separarse, y aunque no se duda de lo poderosa que pudiera llegar a ser esta nación, al principio seria un verdadero reto poder estabilizarse como una nación independiente, al menos desde el punto de vista económico.

Lo que más puede preocupar a Cataluña es el apoyo internacional, pues hay organismos que apoyan a España, y se habla de un posible bloqueo económico a la nueva nación, lo cual sería muy perjudicial, pero son escenarios, y la realidad estaría por verse.

Ahora lo que queda por ver es si Cataluña podrá ser algún día una nación independiente, ya que por ahora, el gobierno español hará lo posible para evitar que así sea, y se espera que de haber mas protestas, entonces igual habrá más represión y eso es lo que no se quiere.

Un país que este en una guerra civil no es lo que se quiere y conviene, tanto para España, como para Cataluña, de manera que lo ideal para todos, especialmente para la población, seria estar libres de conflictos, pero cómo hacerlo para que todos estén conformes con el resultado.

Entendemos la posición de las partes, pero entendemos que los conflictos también traen muchas complicaciones, y esta situación política puede ser más aguda, y es que ya hay detenidos y puede encenderse de nuevo muchas protestas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *